Esta web usa cookies propias y analíticas. Al seguir navegando, usted acepta el uso que hacemos de estas. Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Aceptar Más información

Blog

Conoce las últimas noticias de la mano de Europreven

14

May, 2018

La siniestralidad aumenta en los últimos dos años en la Comunitat Valenciana

#PRL #Accidente #Siniestralidad #Trabajo #Empleado #Prevención #Muerte



La siniestralidad laboral registra una tendencia al alza en los últimos dos años en la Comunitat Valenciana que supera la media española, coincidiendo con el inicio de la recuperación económica, según un estudio elaborado por el Instituto Valenciano de la Seguridad y Salud en el Trabajo (INVASSAT).

Pese a ese aumento, la Comunitat ocupa el tercer lugar entre las comunidades con menor incidencia de la siniestralidad, puesto al que ha descendido desde el segundo.

El informe, que analiza una muestra de 151 accidentes graves y 14 mortales en jornada laboral o in itinere, revela que en el 92 % de los accidentes graves y en el cien por cien de los mortales la víctima es un hombre, el 87 % de los graves corresponde a contratos indefinidos (el 85 % en los mortales), y la prevalencia se da en antigüedad menor a un año (el 25 % en los primeros seis meses).

El tamaño de la empresa más representativo es de pymes de hasta 50 trabajadores (el 44 % en menos de diez trabajadores en accidentes graves y el 36 % en mortales); la edad de los accidentados ha bajado a empleados de entre 35 y 44 años (el 34 % de accidentes graves y el 43 % de los mortales); y el 42 % de los graves y el 36 % de los mortales ocurre durante las tres primeras horas de trabajo.

Los accidentes graves ocurren en un 63 % de los casos en el centro habitual de trabajo, y el 25 % en otro, mientras que en los mortales el 50 % se produce en otro centro; y la construcción es el sector donde más accidentes laborales se registran, con el golpe contra un objeto inmóvil o el aplastamiento, la fractura de huesos, conmoción y lesiones internas, y las caídas en altura como las lesiones más comunes.

Según el informe, elaborado por Juan Carlos Castellanos y Juan José Puchau, las causas de la siniestralidad grave son las debidas a la organización del trabajo (el 76 % de los casos), las condiciones de los espacios de trabajo (48 %), el factor humano (35 %), la gestión de la prevención (29 %) y las máquinas (27 %).

En los accidentes con víctimas mortales, destacan el factor humano y la organización del trabajo con un 86 % cada una, las condiciones de los espacios de trabajo (64 %) y la gestión de la prevención (50 %).

Durante el año 2017 se han producido 52 accidentes laborales mortales en la Comunitat Valenciana y 322 graves, y 97 han sido in itinere (12 mortales). Por sectores, 7 mortales han ocurrido en el sector de la construcción, 28 en servicios, 13 en industria y 4 en agricultura.

La directora general de Trabajo y Bienestar Laboral, Cristina Moreno, ha señalado durante la presentación del estudio del INVASSAT que en la mayoría de los accidentes ocurridos, el riesgo y la prevención del riesgo era conocido, y además existía equipo de protección individual disponible, por lo que ha asegurado que hay "mucho margen de maniobra" en cuanto a prevención.

Moreno ha destacado la necesidad de profundizar en la cultura preventiva, que es "cosa de todos", y ha avanzado que la Comisión permanente del INVASSAT, reunida este lunes y que está integrada por la Administración autonómica, UGT y CCOO y la CEV, ha aprobado incidir en la Estrategia Valenciana de Salud Laboral, aprobada a finales de 2017.

De hecho el próximo 12 de mayo se constituirá una comisión para el desarrollo de las actuaciones de las líneas que marca esa Estrategia, si bien ya se han puesto en marcha algunas campañas informativas sobre cubiertas frágiles y conductores de motos.

La directora general ha indicado que la Ley de Prevención de Riesgos Laborales se cumple "siendo formalista", pero se ha relajado la prevención en la práctica, y por eso ha reiterado la necesidad de la cultura preventiva y considerar la prevención como una inversión, no como un coste, que además aumenta la productividad y en algunos casos la producción.

Respecto a si hace falta más inspectores de Trabajo, ha comentado que debería haber más tanto para riesgos laborales como para la economía sumergida, pero ha opinado que la reducción de la siniestralidad "no vendrá por tener más inspectores" sino por afianzar la prevención.



Amplia gama de servicios de prevención de riesgos laborales