Esta web usa cookies propias y analíticas. Al seguir navegando, usted acepta el uso que hacemos de estas. Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Aceptar Más información

Blog

Conoce las últimas noticias de la mano de Europreven

29

Abr, 2019

¿Qué derechos tengo en una baja por accidente laboral?

#PRL #Accidente #Baja #Trabajo #Seguridad #Prevención #Empleado



Los accidentes en el trabajo continúan siendo una importante lacra para el mercado laboral español. Según un informe de CCOO, durante 2018 se registraron en España un total de 602.316 accidentes de trabajo con baja, lo que representa un aumento del 3,2% respecto al año anterior. La siniestralidad laboral mortal también mostró un incremento importante durante el año pasado, con 652 fallecimientos, lo que supone un 5,5% más.

En este contexto, el pasado domingo, 28 de abril se celebró el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo con el objetivo de rendir homenaje a las víctimas de accidentes laborales y concienciar a la sociedad sobre este problema. Además, la fecha servirá de antesala a las tradicionales reivindicaciones laborales del Primero de Mayo.

Los expertos de DAS Seguros recuerdan que para considerarse un accidente como laboral tiene que existir una relación causal directa o indirecta entre el siniestro sufrido y el trabajo desempeñado. Tiene consideración de accidente laboral, por ejemplo, que a un mozo de almacén se le caiga una caja en el pie, ya que habría una relación directa entre el hecho y el trabajo. Una relación indirecta es la que se da en los accidentes “in itinere”, que son los que sufre un trabajador en el desplazamiento hacia o desde su lugar de trabajo.

Asistencia médica

El primer derecho que tiene un trabajador en una baja por accidente laboral es el de asistencia sanitaria. Dicha asistencia incluye todos los tratamientos que sean necesarios para que su salud se recupere. En función de la gravedad de la lesión que se haya sufrido, puede ir desde consultas de enfermería para curar las heridas hasta intervenciones quirúrgicas y procesos de rehabilitación.

Prestación por incapacidad temporal

Si los daños que ha sufrido un trabajador a consecuencia del incidente han sido lo suficientemente graves como para que no pueda trabajar durante una temporada, se le otorgará una situación de baja laboral.

Mientras dure la misma, recibirá una prestación por incapacidad temporal que cubrirá la pérdida de rentas ocasionada por el hecho de que no pueda trabajar a causa de la lesión o daños que ha sufrido. En los casos de baja por accidente de trabajo, la prestación tiene una serie de peculiaridades, que son las siguientes:

 Se percibe la prestación incluso aunque el empleador no hubiera dado de alta al trabajador en la Seguridad Social.
 No es necesario un tiempo mínimo de cotización para poder recibir la prestación.
 La empresa debe abonar íntegramente el salario del día del accidente, mientras que después se percibe un 75% de la base reguladora o el 100% si ello estuviera contemplado en el convenio colectivo correspondiente.

Si un accidente ha sido causado por una falta de medidas de higiene o de seguridad en un centro de trabajo, la prestación se puede incrementar entre un 30% y un 50% a modo de compensación. Para ello, se deberá poner la situación en conocimiento de la Inspección de Trabajo para que acuda a hacer una inspección y verifique si la empresa ha cumplido o no con sus obligaciones en materia de prevención de riesgos laborales.

En caso de que la empresa despida a un trabajador mientras está en baja por accidente laboral, se seguirá cobrando la prestación por incapacidad temporal hasta que recibir el alta. Una vez recibida el alta, se tendrán 15 días hábiles para solicitar el desempleo, siempre que se cumplan con los requisitos exigidos.

Indemnizaciones en los casos más graves

Si las lesiones son muy graves o incapacitan para un puesto de trabajo, se puede pasar a una situación de incapacidad permanente. Esto implica que ya no se volverá a poder trabajar por haber sufrido pérdidas anatómicas o funcionales. En este caso, se tiene derecho a solicitar una pensión o indemnización por incapacidad permanente que sustituirá a los ingresos que se van a dejar de percibir al no poder trabajar.

Si se ha sufrido una lesión que afecta a la integridad física, por ejemplo, perder un dedo de la mano, pero dicha lesión no incapacita para seguir trabajando en el futuro, se puedes solicitar una indemnización por lesión no invalidante.

Además, si se considera que un accidente ha sido consecuencia de la falta de cuidado en materia de prevención de riesgos laborales por parte de la empresa, se puede reclamar judicialmente responsabilidad a la misma para lograr una indemnización, previo informe de la Inspección de Trabajo y mediante el asesoramiento de un abogado especializado.






Suscríbete al blog

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Finalidades: Responder y gestionar sus solicitudes, remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, y hacerles llegar ofertas o informaciones que puedan ser de su interés, incluso por correo electrónico. Legitimación: El consentimiento del usuario. Destinatarios: Podrán ser dirigidos o cedidos a las empresas del grupo o que colaboran habitualmente con Europreven Servicios de Prevención de Riesgos Laborales, SL para fines promocionales o para enviarle comunicaciones relativas a los servicios prestados por las entidades dentro de las empresas del grupo, que se consideren que puedan ser de su interés. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en europreven@europreven.es. Información adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad.


Últimas publicaciones

 

Archivo de publicaciones

Amplia gama de servicios de prevención de riesgos laborales