Esta web usa cookies propias y analíticas. Al seguir navegando, usted acepta el uso que hacemos de estas. Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Aceptar Más información

Blog

Conoce las últimas noticias de la mano de Europreven

17

Sep, 2016

La importancia de la felicidad en el trabajo

Felicidad, Trabajo

Según un estudio de Talent Management Consulting, cuando las personas tienen niveles elevados de dopamina y serotonina aumentan la capacidad cerebral en un 100%, y en el mismo porcentaje la productividad, y estos niveles aumentan de forma natural cuando las personas son felices. Así queda patente que felicidad y productividad van de la mano.

Hoy en día casi todas las compañías quieren contar con un equipo de empleados “motivados, poderosos y felices”, pero hay muy pocas que hagan algo por conseguirlo. Las empresas que realmente se toman en serio la felicidad en el trabajo mantienen una corta distancia entre directivos y empleados, consiguen un balance razonable entre individualismo y colectivismo, favorecen una cultura donde las personas se cuidan más entre sí, y generan un bajo nivel de incertidumbre que permite a los trabajadores apostar por opciones más novedosas y arriesgadas, se da rienda suelta al talento. Para ello el estilo de liderazgo es vital, el nuevo liderazgo es transformador y se apoya en unos valores que inspiran al resto del equipo. Pero no sólo es necesaria la visión y empuje del líder, el resto del equipo debe poseer esa pasión por el trabajo que realizan, sentirse bien con lo que haces es la mejor manera de seguir creciendo y aportando valor al conjunto.

Para lograr la felicidad en el trabajo podemos apostar por generar lugares excelentes para trabajar como primera medida, apoyados en la NTP:1008. Un lugar Excelente para trabajar es aquel en el que uno confía en las personas para las que trabaja, está orgulloso de lo que hace, y disfruta de las personas con las que trabaja. La confianza en este caso es un eje fundamental, que se genera a través de la credibilidad con los jefes, el respeto con el que los empleados se sienten tratados, y la justicia con la que se respetan los tratados.

La felicidad en el trabajo es posible, los empleados felices son mucho más productivos, están más comprometidos con la empresa, atienden mejor a los clientes e incluso sufren menos estrés y otras enfermedades relacionadas con la sobrecarga en el trabajo. Mantener a los trabajadores felices no es sencillo, pero la recompensa es enorme!. Existen estudios que demuestran que las compañías que tienen empleados más satisfechos (el llamado “employee engagement”)  aumentaron sus ganancias por acción a una tasa de cuatro veces superior a las compañías con baja puntuación en ese concepto. Algunos datos de las empresas más felices nos muestran que as empresas mejoran en diferentes aspectos, por ejemplo:  incrementos del 31% en productividad (ShawnAchor), 37% en ventas (Gallup), 44% en retención del talento (Gallup), 300% en innovación (HBR). Claro ejemplo de que la felicidad en la empresa es rentable, ¿te atreves a ser felizmente productivo?

Autores:



Mónica Seara Seara de Humanas



Xavier Pladevall de Europreven



Amplia gama de servicios de prevención de riesgos laborales