Esta web usa cookies propias y analíticas. Al seguir navegando, usted acepta el uso que hacemos de estas. Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Aceptar Más información

Blog

Conoce las últimas noticias de la mano de Europreven

28

Jul, 2020

¿Cómo escoger a tu servicio de prevención en tiempos de COVID-19?

#PRL #Prevención #Riesgo #Trabajo #Precariedad #Siniestralidad



Con la situación de emergencia sanitaria provocada por la rápida propagación de la COVID-19, se ha puesto de manifiesto la importancia de adoptar medidas preventivas que eviten nuevos contagios como, por ejemplo, el uso de mascarillas obligatorio, el establecimiento de la distancia social o el mantenimiento de una buena higiene de manos. De esta forma, podemos “reducir el riesgo” de un posible contagio y proteger a toda la población. 

Pues bien, del mismo modo que en nuestra vida cotidiana debemos llevar a cabo una serie de acciones para evitar una nueva pandemia mundial, en nuestra empresa debemos implementar un sistema preventivo eficaz que, además de prevenir que la organización se convierta en un foco de propagación del virus, evite la producción de otros accidentes laborales. Y es que, integrar la prevención en el sistema de gestión de tu empresa es una de las mejores decisiones que puedes tomar para que sea más segura, más saludable y más competitiva.

En este sentido, quiero traer a colación un dato que siempre refuerza mis argumentos en cuanto a prevención se refiere. ¿Sabías que menos de un 30% de las empresas (de entre 50 y 400 trabajadores) tiene bien definidos sus objetivos en PRL? La cifra es, sin duda, preocupante. Son muy pocas las entidades que realmente entienden a la PRL como un mecanismo efectivo que repercute positivamente en la entidad -reduciendo y evitando los accidentes laborales, y sus consiguientes gastos-. Como consecuencia de ello, cada año se producen más y más accidentes laborales, los cuales, en su mayoría, podrían haberse evitado de haber tenido un plan de prevención de riesgos laborales bien establecido.

De nada sirve cumplir con los parámetros mínimos establecidos en la ley, si las medidas que adoptas no cumplen su objetivo principal: proteger la seguridad y la salud de tu empresa y de las personas que trabajan en ella. Además, debes tener en cuenta que, a raíz de la pandemia, se han introducido nuevos parámetros en el marco de la PRL que debes aplicar en tu sistema de prevención. En caso contrario, las sanciones administrativas podrían ascender hasta 600.000 euros pudiendo, incluso, apreciarse responsabilidad penal imputable tanto a la persona jurídica, como al empresario, en algunos supuestos. 

Por eso, ahora más que nunca, es imprescindible que tengas la capacidad de decidir qué sistema preventivo es el más adecuado, y el más efectivo, para garantizar que tu empresa sea segura y saludable. Para ayudarte a elegir, he preparado este artículo a modo de guía.

 
 
La elección de tu Sistema de Prevención dependerá de diferentes factores

Como cuestión previa, el primer filtro al que debes atender para elegir cómo quieres que sea tu sistema preventivo se basa en el número de trabajadores con los que cuenta tu empresa. El Reglamento de Servicios de Prevención recoge las modalidades en función del nombre de empleados de las empresas. 



Las opciones por las que puedes decantarte -en función del tamaño de tu empresa- son diversas: 

1. Designar a uno o más trabajadores para el desarrollo e implementación de un Servicio de Prevención de Riesgos Laborales Propio, los cuales dispongan de la formación y conocimientos suficientes para ello. Estos trabajadores deberán compatibilizar sus tareas laborales con las preventivas, sin que puedan sufrir ningún perjuicio por ello. 

2. Que el propio empresario asuma los requisitos preventivos y ejercite las acciones necesarias para su correcto desarrollo. Esto es posible cuando se trata de organizaciones que dispongan hasta 10 empleados o, 25 trabajadores si estos se encuentran en un mismo centro de trabajo, siempre y cuando no se desempeñen actividades consideradas como de “mayor riesgo”. 

3. Crear un Servicio de Prevención Propio. Realmente, sólo tienen capacidad para ello las grandes empresas y, además, están obligadas a disponer del mismo aquellas que tengan más de 500 trabajadores, o 250 empleados si realizan tareas consideradas como de “mayor riesgo”, o cuando así lo disponga la propia autoridad laboral. 

4. Contratar un Servicio de Prevención Ajeno que asuma las responsabilidades preventivas y lleve a cabo el completo desarrollo de la prevención en tu entidad. 

Realmente, las dos primeras opciones sólo son recomendables para empresas o bien, muy pequeñas donde la incidencia de la PRL sea mínima, o aquellas que dispongan de la capacidad económica de contratar a personal interno para la dedicación exclusiva al ámbito de la prevención. 

Por otro lado, las grandes empresas o multinacionales, con capacidad económica suficiente, suelen implementar un Servicio de Prevención Propio. Ahora bien, atendiendo al panorama empresarial, el cual se encuentra constituido por PYMES, la mayoría de empresas de nuestro país optan por contratar un Servicio de Prevención Ajeno. Veamos las diferencias que existen entre ellos. 

La elección no es fácil, pero, conociendo tus necesidades, decidir será menos difícil

1. Servicio de prevención propio

El servicio de prevención propio forma parte de la empresa, es un departamento más, por lo que la implicación y la concienciación es mayor que en ningún otro caso. 

Este tipo de servicio será objeto de auditorías tal y como regula el Capítulo V del reglamento 39/1997, por lo que el cumplimiento de su normativa será máximo.

Ventajas:
● Creación y concienciación de una cultura preventiva dentro de la propia empresa
● El SPP es cercano a la empresa
● La integración del SPP será mayor  
● Se abordarán medidas y soluciones para los problemas de la empresa

Inconvenientes:
● El SPP no será capaz de abordar todas las especialidades y será necesaria la contratación de un SPA
● La empresa asumirá una mayor responsabilidad
● Será necesario crear un departamento o estructura interna dotado de medios materiales y humanos
● El personal tendrá menor especialización y experiencia en PRL
● El coste será mayor por tener que contratar el servicio (medios humanos y materiales). + coste de auditoría, + coste de contratación del SPA para aquellas situaciones especiales. 

2. Servicio de prevención ajeno

En este caso como empresa delegas todas las funciones preventivas en una empresa externa especializada en prevención de riesgos laborales autorizadas por la Autoridad Pública. 

Las empresas acuden al SPA cuando:

● No puede crear un servicio de prevención propio
● Designar a trabajadores la actividad preventiva no es suficiente
● El empresario asume la actividad parcialmente

Ventajas:

● El SPA es especializado en prevención con experiencia en el sector
● Las medidas preventivas son gestionadas por el SPA
● Existe una información y asesoramiento constante
● El SPA está especializado y experimentado en PRL
● Su coste es menor y rentabilizable
● Las soluciones propuestas serán a medida en cada caso

Inconvenientes:

● Puede existir una ligera distancia por parte de la empresa por entenderse como un departamento externo
● Falta de una cultura preventiva en la empresa
● Dependencia de una responsabilidad externa

Escoge correctamente a tu Servicio de Prevención y empieza a reducir los accidentes en tu empresa

En el momento de la elección debes tener en cuenta que todas las opciones tienen la misma finalidad: la seguridad y la salud de tu empresa y de tus trabajadores. Por eso debes ver a la PRL como un elemento esencial e integrado en la actividad de tu empresa.

El Servicio de Prevención Propio puede darte soluciones más rápidas dado que lo tendrás integrado literalmente en la empresa, pero puede faltarle experiencia en materia preventiva. Es por eso que te recomiendo contar con un SPA especializado y efectivo que pueda asesorarte y acompañarte durante el proceso de integración de la seguridad en tu empresa y mantener después las medidas preventivas necesarias para mantener tu empresa segura, saludable y competitiva. 

Y es en este punto donde debes establecer una serie de filtros para asegurarte que el SPA que estás contratando cumple con sus obligaciones y supe tus necesidades. 

 
¿CÓMO ELEGIR A MI SPA?

Para elegir correctamente a tu SPA, deberás examinar los siguientes factores: 

● Según el tiempo de reacción

Cuando pienses en escoger a tu SPA ideal, debes tener en cuenta el tiempo que va a tardar en elaborar la documentación técnica, así como el plazo en el que podrá dar una respuesta efectiva a las necesidades de tu empresa. 

Esta es una cuestión que, ab initio, no es tenida en cuenta por los clientes que contratan dichos servicios. Pero, es realmente importante ya que, cuánto más tiempo estés “desprotegido”, más riesgo existirá de que se produzca un accidente laboral que, de contar con un SPA resolutivo y eficaz, se podría haber evitado. 


● Según la formación preventiva

Cuando vas a decidir contratar un servicio de prevención u otro, debes preguntar qué tipo de formación incluye, sin coste adicional. 

Esto debe interesarte especialmente porque, en una empresa, siempre hay nuevas contrataciones y existe una necesidad de formación continua. Así mismo, establecer una planificación preventiva eficaz requiere que se lleven a cabo actuaciones formativas periódicas, recordando a todo el personal la importancia de respetar las medidas en PRL para garantizar su seguridad y su salud.  

En síntesis, cuando tu SPA te pase presupuesto, fíjate bien en el número de sesiones formativas que incluye, ya que de ello también depende que todo el sistema preventivo que implementes en tu organización sea un éxito o un fracaso. 

● Según las visitas al centro de trabajo

Dependiendo de la actividad de la empresa, del sector, del número de empleados, de las características de las instalaciones, y un largo etcétera, el técnico del SPA deberá hacer un número de visitas determinado a la entidad, para así poder analizar las condiciones laborales existentes y revisar la evaluación de riesgos, comprobando si se adecua al plan establecido. También deberá desplazarse hasta la empresa para realizar las tareas de seguimiento de la planificación preventiva e implementar los cambios o las adaptaciones que sean necesarias en función de las evaluaciones.

Además de ser esenciales para garantizar un sistema preventivo eficaz, estas visitas periódicas a la empresa harán que tus empleados observen al SPA como una extensión propia de la empresa, concienciando a los equipos de trabajo de la importancia de la PRL. 

● Según las jornadas de sensibilización

Realizar jornadas de sensibilización y sesiones informativas resulta una práctica muy útil para concienciar a los empleados sobre la necesidad del cumplimiento de las medidas de seguridad, el correcto uso de los equipos de protección, etc. 

Desarrollar estas sesiones en la entidad, mostrará a los trabajadores el grado de implicación de la empresa en materia de PRL, haciéndoles sentir protegidos y queridos por la organización.

● Y ¡ATENCIÓN! Según los servicios especializados en COVID-19 

Es fundamental que examines si tu SPA, o el SPA que pretendes contratar, te ofrece servicios especializados para mantener la seguridad en tu empresa y evitar contagios entre las personas trabajadoras. 

En primer lugar, la vuelta al trabajo debe contar con la elaboración y mantenimiento de un Plan de Contingencia adaptado a las características de cada centro de trabajo dirigido a la prevención y a la respuesta ante la eventual aparición de casos o contactos estrechos de COVID-19. Tu SPA debe comenzar a prepararlo en colaboración con tu empresa.

Además, tu SPA debe revisar la planificación preventiva, así como los procedimientos de seguridad y salud existentes en tu empresa, adaptándolos a los nuevos parámetros normativos exigidos por las Autoridades Laboral y Sanitaria. 

NO TODO VALE

Recuerda: no todo vale, ni a cualquier precio. Tu SPA debe prestar todos los servicios que sean necesarios para garantizar, de forma efectiva y real, la seguridad y la salud de todas las personas trabajadoras. 

Te animo a que sigas adelante con la integración de un sistema de prevención en tu empresa, y si después de este artículo no sabes por dónde seguir, pide ayuda. Siempre será una buena decisión.

Antes de despedirme:

1. Recuerda, como siempre digo contar con la persona adecuada puede darte una gran ventaja competitiva.
2. Si te ha gustado el post comparte el artículo para que más personas se impliquen en el cambio de la cultura preventiva y consigamos, entre todos, empresas más seguras, más saludables y más competitivas.


Xavier Pladevall



Suscríbete al blog

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Finalidades: Responder y gestionar sus solicitudes, remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, y hacerles llegar ofertas o informaciones que puedan ser de su interés, incluso por correo electrónico. Legitimación: El consentimiento del usuario. Destinatarios: Podrán ser dirigidos o cedidos a las empresas del grupo o que colaboran habitualmente con Europreven Servicios de Prevención de Riesgos Laborales, SL para fines promocionales o para enviarle comunicaciones relativas a los servicios prestados por las entidades dentro de las empresas del grupo, que se consideren que puedan ser de su interés. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en europreven@europreven.es. Información adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad.


Últimas publicaciones

 

Archivo de publicaciones

Amplia gama de servicios de prevención de riesgos laborales